POR UNA SEGUNDA REFORMA AGRARIA

POR UNA SEGUNDA REFORMA AGRARIA

PRONUNCIAMIENTO MAS DEMOCRACIA

El Paro Agrario del día de hoy es reflejo del abandono en que viven nuestros productores nacionales, por parte del Gobierno y las clases dominantes, incapaces de plantear una estrategia de desarrollo del agro peruano.

El asunto fundamental es quién controla la tierra. El pequeño grupo de las familias de la oligarquía criolla aliadas de Odebrecht y otras trasnacionales se han beneficiado sistemáticamente de las grandes obras públicas de irrigación y han expropiado la tierra a nuestros agricultores para incorporarlas a los nuevos latifundios. Han convertido nuestras ricas tierras en campos de monocultivo para exportar sin tener en cuenta la soberanía alimentaria que requerimos como país.

Estos bandos se han convertido en los enemigos de los campesinos, entregan las tierras de las comunidades a las mineras transnacionales, que devoran el agua, la tierra y expulsan a nuestros compatriotas de sus territorios. La firma indiscriminada de TLCs ha colocado al agro en una situación desventajosa frente a los productores importados, subsidiados en sus países de origen, mientras el Estado neoliberal abandona a su suerte a nuestros agricultores, sin seguro agrario, sin crédito disponible, sin proyectos de irrigación a su favor. Los mercados se encuentran controlados por cadenas monopólicas que pagan una miseria a nuestros productores.

La situación de crisis es integral y por ello, la situación requiere una solución políticamente también integral. A nuestros hermanos productores les decimos que ya no vendrán alternativas viables de un decreto que firme Vizcarra, ni del compromiso que asuma algún ministerio. La solución integral pasa por construir una plataforma política que instaure un GOBIERNO DE SALVACIÓN NACIONAL y convoque a la ASAMBLEA CONSTITUYENTE DE LOS PUEBLOS DEL PERÚ, donde nuestros productores se vean representados no por los “mafias políticas” sino por la representación directa que elijan entre su seno, que respondan a sus movimientos y organizaciones y que puedan ser revocados por ellas. Salvar el agro requiere realizar la SEGUNDA REFORMA AGRARIA DEL PERÚ, que devuelva el control de las tierras a las comunidades y a los productores nacionales, elimine el latifundio y distribuya la tierra expropiada por las agroexportadoras, cree el seguro agrario y el sistema de  financiación pública del agro y recupere la soberanía nacional en el manejo y control del agua y las cuencas del Perú, priorizando la producción nacional y asegurando los mercados para nuestros productores.

La tarea política ahora es enlazar nuestras organizaciones sociales y gremiales con esta propuesta política clara que nos asegure un camino firme a la recuperación del AGRO NACIONAL.

Agregue un comentario

Close Menu