NUESTROS MENDIGOS

NUESTROS MENDIGOS

POR: SEGUNDO MATTA

Somos expertos en criticar a Venezuela por la crisis política y económica que vive durante los últimos años. Nos atrevemos a dar cifras de la mendicidad por la que pasan nuestros hermanos vecinos. “El hambre y las enfermedades azotan al país llanero” expresamos. Llevándonos por la parcialización de los medios reaccionarios decimos “Maduro es dictador”, “ha empobrecido su país”, “allí no hay libertad de expresión”, “la gente pide limosna en las calles”. “No hay que comer”. Los venezolanos han bajado de peso”. La cita perfecta para descalificar a la revolución bolivariana es aceptando lo que dicen los medios reaccionarios.

El gobierno del Perú es el primero es descalificar a los cambios progresistas en la región. Como si aquí estuviéramos en el país de las maravillas nos golpeamos el pecho de ser el país que más crece en Latinoamérica. El presidente Vizcarra y los voceros del sistema cuestionan a la izquierda y defienden a rajatabla al sistema excluyente. No es para menos, la última información que se publica en los medios capitalinos resalta un crecimiento de 4% superior al de los países vecinos. Capturan todos los espacios para legitimar al sistema.

“Somos el país más democrático de la región. Nuestro caso es suigéneris. Todos felicitan por la libertad de prensa que existe y la oportunidad que tienen todos los peruanos de expresarse”. En el nombre de la libertad se han generado las exclusiones más vergonzosas del mundo.

Miremos céntricas calles de Cajamarca, Chiclayo, Trujillo y Lima, por decir algunos ejemplos, cada 100 metros encontramos entre 5 a 10 mendigos pidiendo limosna o un pan para comer. Mientras visitas a un restaurant, se acercan niños abandonados a pedir una moneda o un pedazo de carne para llevar a la boca. ¿Por qué hacen esto? Preguntamos.  Su respuesta: “Soy abandonado (a), no tenemos trabajo, vivienda, comida, ropa, mis familiares están enfermos, mis hijos no estudian o mis familiares están purgando cárceles por algunos delitos cometidos”. Éste el país más democrático y el que más crece en la región.

Las opiniones son subjetivas, son percepciones particulares, expresiones que tienen cierta direccionalidad, sin embargo, los hechos que se presentan pueden ser corroborados por quienes no negamos la realidad. En los pueblos del Perú no solo encontramos a venezolanos vendiendo chupetes, helados, jugos, panes u otros artículos; también encontramos a profesionales peruanos haciendo la misma actividad. Entonces ¿Por qué despotricamos de Maduro?

En nuestro país gobierna la derecha más reaccionaria de Latinoamérica. La crítica a los países con gobiernos progresistas tiene por finalidad defender el sistema.  Después de la reunión PPK-Donald Trump, el gobierno del Perú organizó y lideró el grupo de Lima para descalificar y desconocer al gobierno de Venezuela. La clase política tradicional sigue a pie puntilla las órdenes del imperio.  Las declaraciones del presidente Vizcarra comprueba que en el Perú gobierna el poder norteamericano: “… nosotros consideramos que los problemas de Venezuela deben resolverlo los propios venezolanos, sin embargo, nosotros hemos reconocido a Guiado como las mayoría de países de Latinoamérica”.  Las cosas están claras.

El crecimiento económico enceguece al gobierno y niega la realidad.

Agregue un comentario

Close Menu