NO HAY DERECHAS, HAY MAFIAS

NO HAY DERECHAS, HAY MAFIAS

POR: MARCO SIPAN

En los últimos años hemos visto como la “banda fujimorista” y como “la banda de lobbystas pitucos” que lideraba PPK y ahora Vizcarra, se han dado el lujo de disputarse el poder político, sin encontrar una oposición desde el pueblo. Estas disputas, casi, casi, se han convertido en un “reality show” producido por el Grupo El Comercio, televisado a nivel nacional, donde la gran audiencia son los millones de peruanos que la “sufren” y la “sudan” día a día y ven con indignación, que eso que llaman “democracia” se parece  mucho a una guerra de bandas criminales.

Los mayores beneficiarios del Estado neoliberal, la Oligarquía criolla, van dando muestra de su estrategia para seguir dominando las reglas de juego de la política y del mercado. Para mantener sus botines y las trampas que impusieron dentro de la constitución del 93, así como sus apellidos intactos, han empezado una cruzada mediática contra los jefes corruptos de los partidos: Toledo, Alan, Ollanta, Keiko, el mismo PPK todos los que hace meses eran su elenco estable neoliberal. Ocultando del relato, que han sido sus corporaciones las que se han beneficiados con corruptelas, de esos que hoy llama corruptos. Sinvergüenzamente acusan a sus “guachimanes en Palacio de Gobierno” de izquierdistas y rojetes, dando muestra de su fascismo, e inculpan a los pobres, cholos, indígenas y serranos de electotarados. Cuando ellos hicieron la bolsa (coima) para financiarlos a todos ellos y con mentiras, que llaman marketing, en millonarias campañas, estafaron a los votantes.

Toledo, Alan, Ollanta, Keiko, PPK fueron promovidos y financiado por Graña, Benavides y compañía, y al final, luego de utilizarlos, los están abandonando. Han sacrificado al fujimorismo, que aun teniendo un bolsón importante de electores populares a favor del modelo, cuando de lo que se trata es de ganar tiempo y blindarse para no ir presos, la estabilidad de su propio modelo no les interesa.

Vienen imponiendo juicios mediáticos, siendo esto un escenario que les ha favorecido inmensamente. Acusan a otros e invisibilizan sus propios delitos, para poder salir de las incomodidades que les han causado “las evidencias de sus fechorías” en el caso LavaJato.

Intentan pasar a la ofensiva y con Vizcarra lo vienen logrando. La oligarquía avanza a constituir un único Estado Mayor, que dirija a la coalición de mafias que forman el actual establishment. Con Vizcarra, Pepe Graña y Roque, a la cabeza, quieren consolidar el modelo, su dominación y el ataque contra los movimientos y los actores sociales que defienden la soberanía nacional y buscan una alternativa al neoliberalismo.

Con una izquierda limeña que solo sabe decir ¡No a Keiko!, el reacomodo de los grupos económicos de poder no tenido ninguna amenaza a sus intereses.

Una corriente de derecha nacional como un proyecto político, con partido, programa e ideología, que quiera tomar el Gobierno, que democratice el país y que libere el mercado de las manos de los monopolios, los carteles, los holding y otras formas de dominación de las trasnacionales y que quiera desarrollar el mercado nacional, diversificando la matriz productiva y energética, o simplemente exija la defensa plena de los derechos de los consumidores, es un sueño para muchos peruanos que aun “odiando” a los izquierdistas, ven que no hay derecha en el país sino simples pandillas de ladrones.

Para recuperar el país no solo de estas mafias sino principalmente Oligarquía, se requiere unificar al pueblo, hacer de los ciudadanos indignados un gran bloque social, que exija cosas reales y plantee un agenda de servicios sociales. Para proyectos de mayor y mejor sistema de salud, de educación, agua para todos y de calidad, de lucha contra el cáncer, entre muchos temas más, no se necesita articular convergencias, ni consensos ideológicos o políticos, sino lo más necesario son acciones. Y es en la cancha donde se conoce los intereses de cada quien. Pues, quienes están en contra de los derechos ciudadanos, de los trabajadores, de las mujeres, de la niñez, de los empresarios nacionales, y solo quieren llenarse los bolsillos saqueando el país, no son de derecha o de izquierda son el enemigo del pueblo.

Hoy necesitamos una generación que produzca ideas y logren dar dirección política, a muchos conglomerados de gente, que buscan respuestas al actual momento político. Urge romper con los falsos escenarios que imponen los canales, radios, periódicos y redes de la Oligarquía. Vamos llegando a un  momento de definiciones: quienes están en el bando de los que saquean nuestros recursos o quienes están en bloque Patriótico de quienes queremos un Perú más democrático, más libre, más rico, más solidario, más nuestro.

Agregue un comentario

Close Menu