LAS REFORMAS POLÍTICAS DEL SEÑOR VIZCARRA
Foto : Ojo

LAS REFORMAS POLÍTICAS DEL SEÑOR VIZCARRA

POR : HÉCTOR BÉJAR

¿Por qué plantear dos cámaras si los peruanos queremos solo una? ¿Por qué contradecir el referéndum convocado por el mismo gobierno que ahora plantea una propuesta diferente y contradictoria a la explícita voluntad popular manifestada en las urnas?

Nadie conoce los motivos por los cuales el gobierno pretende una vez más la bicameralidad que ha caracterizado al fracasado y repudiado sistema político de la república peruana.

Somos un país unitario y descentralizado. No somos un país federal como los Estados Unidos, Brasil, Argentina y otros que tienen dos cámaras porque son estados federales.

Si optásemos por dos cámaras, un Senado cumpliría la función de Cámara territorial representando a las regiones, estados o autonomías. Como no tenemos autonomías, el Senado representaría a las regiones, pero eso no se ha planteado. Porque para colmo del disparate, nuestras “regiones” son, en realidad, departamentos.

España tiene dos cámaras porque está compuesta de Comunidades Autónomas, nosotros no las tenemos.

Francia tiene una sola Asamblea Nacional. El Senado cumple una función muy secundaria, sin significación en un régimen presidencial que proviene de la Revolución Francesa, cuando hubo una sola Asamblea y de la tradición napoleónica que subsistió a través del poder presidencial de Mitterrand y De Gaulle.

Inglaterra tiene dos cámaras, pero eso se explica porque nunca tuvo una revolución como la francesa y todavía existen lores, señores, los dueños de Inglaterra. ¿Tenemos lores en el Perú? ¿O quizá algunos pretendan serlo?

En Europa, tienen una sola Cámara Dinamarca, Finlandia, Bulgaria, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Portugal, Eslovaquia y Suecia. China es unicameral. Grandes países de tradición socialista como los de Escandinavia, han optado por una sola cámara.

No aceptemos el gran contrabando que el señor Vizcarra quiere pasarnos bajo la mesa con el pretexto de luchar contra la corrupción. ¿Qué tiene que ver el bicameralismo con la lucha contra la corrupción?

A no ser que  demos representación a las nacionalidades, a los aimaras en primer lugar; o a las comunidades amazónicas, los sindicatos, las organizaciones reales y actuantes de la sociedad civil y del pueblo que nunca podrán tener representación directa mientras este sistema político, hecho para las minorías ricas y poderosas, se mantenga como está. Y como quieren mantenerlo sus “reformadores”.

Pero esa reforma social, la que necesitamos con urgencia, no está en la mentalidad del señor Vizcarra y sus asesores quienes, al parecer, pretenden ser los lores del bicentenario.

Agregue un comentario

Close Menu