8 MARZO: ¡NADA QUE CELEBRAR, MUCHO QUE LUCHAR!
Diseño Partido Comunista de España

8 MARZO: ¡NADA QUE CELEBRAR, MUCHO QUE LUCHAR!

POR: ROSARIO CABRERA

Iniciamos el mes y viene a nuestra mente una fecha importante: 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Se establece como propuesta de Clara Zetkin en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en 1910, en donde las mujeres demandaban igualdad de derechos, educación superior y sufragio universal. Posteriormente, en 1911, decenas de mujeres de la industria textil, que exigían sus derechos laborales, fueron encerradas en una fábrica en Nueva York y murieron calcinadas a causa de un incendio. A partir de esta fecha, el 8 de marzo es un símbolo de lucha para las mujeres.

¿Y por qué es preciso conocer el origen de este día? Porque no se le debe otorgar un sentido comercial para enaltecer la belleza de la mujer, puesto que reproduce los mismos patrones hegemónicos de lo que significa “ser femenina”. Al contrario, el 8 de marzo debe recordarnos las luchas históricas que miles de mujeres emprendieron por la conquista de nuestros derechos. Hoy en día nos corresponde persistir en la lucha contra el machismo estructural y el sistema patriarcal que aqueja a nuestra sociedad, invisibiliza a las víctimas de la violencia de género, fomenta la discriminación, permite que exista la brecha salarial y no reconoce el trabajo doméstico.

Con respecto a la violencia contra la mujer, en Perú, el problema es mucho más cotidiano de lo que imaginamos. Según ENDES, 7 de cada 10 mujeres sufren de violencia física, sexual y/o psicológica por parte de sus parejas. En el 2018, 149 mujeres fueron víctimas de feminicidio (en su mayoría mujeres adultas); estos crímenes de odio fueron perpetrados por las parejas (52%), ex parejas (19%) y, en ocasiones, personas desconocidas (12%). Hasta febrero del 2019 se registran 22 casos de feminicidio, es decir, aproximadamente cada 3 días asesinan a una mujer.

Teniendo en cuenta las estadísticas, TODAS LAS MUJERES corremos el riesgo de no llegar vivas a casa, pues ¿Qué mujer no ha sido violentada o discriminada alguna vez? La violencia -en todas sus formas- es reproducida en los espacios donde estamos presentes: el hogar, la escuela, el trabajo, la calle, la iglesia, la sociedad.

Ya es hora de decir BASTA. Enfrentémonos al poder judicial y a jueces corruptos que liberan a los agresores, a las y los congresistas que se oponen a la inclusión del enfoque de género al Currículo Nacional, a los sacerdotes misóginos que llaman asesina a una mujer por abortar tras haber sido violada, a la policía que juzga y no recibe las denuncias, a los medios de comunicación que cosifican el cuerpo de la mujer, al profesor abusador, al desconocido que acosa en las calles, al padrastro violador, a la pareja que humilla y maltrata,  al estado machista y patriarcal.

Esta vez la lucha no es individual, es colectiva. Sigamos disputando espacios para hacer visible nuestros reclamos en las diferentes esferas de la sociedad, exigir igualdad de oportunidades y respeto de nuestros derechos, y mejorar nuestras condiciones de vida.

A lo largo del tiempo nos enseñaron que si no nos defendemos, nadie más va a hacerlo por nosotras. Por esa razón, este 8 de marzo: ¡No hay nada que celebrar, hay mucho porque luchar!

_______

Fuentes:

Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, 2019.

Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes), 2013.

https://www.americatv.com.pe/noticias/actualidad/feminicidios-2019-uno-uno-crimenes-contra-mujeres-n353912

Agregue un comentario

Close Menu