HUAWEI VS GOOGLE, POR EL MONOPOLIO TECNOLÓGICO

HUAWEI VS GOOGLE, POR EL MONOPOLIO TECNOLÓGICO

Por: Marcos Flores

A finales del 2018 en Canadá fue arrestada Meng Wanzhou, Directora financiera de Huawei e hija del fundador de la empresa, esto en mérito a un pedido de extradición de la justicia norteamericana por una supuesta violación de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra Irán, en el que la directiva China estaría involucrada. Huawei se pronunció señalando que las acusaciones eran muy vagas y carentes de fundamento, de inmediato la respuesta del gobierno Chino se manifestó en respaldo a la empresa y su directora financiera.

La detención de Meng Wanzhou y el rol que asumieron tanto el gobierno Chino como el de los EEUU de forma posterior, puso en evidencia el interés de ambos gobiernos en el mercado tecnológico, lo que ha devenido en una guerra que tiene un carácter eminentemente económico y político, una guerra por el control de la tecnología 5G, tecnología móvil que permite una velocidad de hasta 20 veces más rápida en los dispositivos móviles y que en última instancia sería utilizada para impulsar automóviles autónomos, realidad virtual y ciudades inteligentes; quien controle la tecnología 5G, controlará el mercado mundial de los dispositivos smart ya que la mayoría de operadores y fabricantes de estos dispositivos están adaptándose a esta nueva tecnología de avanzada.

Estados Unidos en los últimos días ha decido poner en la “lista negra” a Huawei, medida que ha hecho que el gigante Google tome la decisión de suspender sus contratos con Huawei, lo que no es poca cosa ya que Google controla el sistema operativo de Android y muchas de sus aplicaciones se han convertido en uso cotidiano. Podemos decir que incluso casi ha convertido a sus usuarios en dependientes de estas aplicaciones.

El motivo o excusa que ha utilizado Donald Trump para justificar las medidas tomadas es “el espionaje”, alegando que la tecnológica 5G permitiría la sustracción de información a niveles macro y que incluso podría considerarse como una arma de carácter militar por que podría permitir hackear los sistemas de seguridad de sus competidores, es decir el del propio EEUU Ningún sistema informático es totalmente invulnerable, razón por la cual la “preocupación” de Donald Trump por la seguridad mundial tendría cierto sentido, sin embargo no olvidemos, que las empresas estadounidenses ya se han visto inmiscuidas en delitos de esta clase, como la multinacional Facebook que vendió información de sus usuarios a distintas empresas.

Por lo pronto, Huawei ha informado mediante su cuenta de twitter que los servicios que actualmente viene brindándole google no serán suspendidos de forma inmediata y que no afectarán a los equipos fabricados antes de que EEUU adoptara esta medida, declaración que ha sido confirmada por el propio Google.

No olvidemos que la decisión de la administración de Trump, también afecta económicamente a sus propias empresas, ya que China cuenta con 1300 millones  de usuarios, por tanto las empresas estadounidenses pierden con esta medida que también son afectados por una guerra política e económica y por el control del monopolio tecnológico mundial.

Agregue un comentario

Close Menu