GOYO SANTOS, LOS CAVIARES Y EL OTRO PERÚ

GOYO SANTOS, LOS CAVIARES Y EL OTRO PERÚ

POR: IVAN ARENAS

La revelación semana atrás de la propia ex alcaldesa Susana Villarán de recibir coimas por alrededor de 10 millones de dólares de empresas brasileñas ha dejado en off side a la denominada izquierda mesocrática o caviar que se organiza básicamente en y desde Lima.

La revelación tiene y tendrá consecuencias alarmantes para la llamada izquierda caviar y podría tenerla para la izquierda en general porque se desmorona la supuesta superioridad moral de este sector (el caviar) que tanto alardeaban dentro y fuera de las propias filas zurdas.
Para nadie en un secreto que en la izquierda peruana existieron y aún lo hacen grupos exclusivos, militantes y simpatizantes provenientes de barrios “pitucos” por así decirlo. Los “caviares”, si se quiere decirlo de otro modo. Aunque no se quiera reconocer también es un secreto a voces que “los caviares” no siempre comulgan con las otras izquierdas, digamos, con mayor vocación popular.

¿Pero qué tiene que ver Goyo Santos en todo el asunto?

Bastante. Si hoy esta izquierda caviar es una mínima expresión en la sociedad peruana y se han reducido a los barrios mesocráticos es porque no han entendido el nuevo Perú; es decir, no han entendido la sociología de los últimos 30 años. El infantilismo y las anteojeras académicas han separado a la izquierda caviar del Perú popular y emergente que es ancho y ajeno. A pesar de todos sus esfuerzos académicos, la izquierda caviar con sus institutos y onegés no han podido descifrar las claves que mueven la nueva sociología peruana. Lo siento pero la izquierda caviar fuera de Lima apenas si existe y sus libros y ensayos formarían parte de la hoguera de las vanidades.

Entonces la tarea es la representación de la izquierda en las regiones. Ahora si a la incapacidad de la izquierda caviar por entender este nuevo país se le suma la corrupción entonces todo indica que nadie podrá salvarla. De allí es que es importante observar los movimientos de Gregorio Santos y su alianza con Vladimir Cerrón. Gregorio Santos pretender apartarse de los pasivos y activos de la izquierda caviar y criolla (corrupción, alianza tácita con el pepekausismo, etc) pero sobre todo entender y recoger la representación dormida de la izquierda popular y en clave regional.

Si hay algo que el sociólogo y el politólogo de izquierda caviar ha olvidado es que es imposible calzar los deseos con la realidad. En ese sentido, en un acto de miopía y falto de voluntad por el poder, la izquierda caviar ha preferido colocar en la agenda política temas a contraviento del Perú popular y mayoritario.
Sin embargo, Santos y Cerrón han preferido la representación directa de las voluntades populares. Por ejemplo, volver al debate de la productividad del agro nacional o de formalizar la minería de los pequeños y medianos empresarios desperdigados en todo el Perú.

Aún queda largo camino para las elecciones del 2021 pero es obvio que algo se gesta desde la izquierda popular con Goyo a la cabeza, algo distinto del establishment caviar que con sus liderazgos y agendas han tenido la hegemonía del sector zurdo reduciéndola a la mínima expresión.

Agregue un comentario

Close Menu