ES NECESARIA UNA SEGUNDA REFORMA AGRARIA

ES NECESARIA UNA SEGUNDA REFORMA AGRARIA

EDITORIAL – POR : JUNIOR VELASCO

El Perú tiene 2.3 millones de hectáreas bajo riego, es decir tierra productiva permanente, de ese terreno fértil hasta el año 1990 el 50% estaba en manos de pequeños productores, era el legado de la reforma agraria del Chino* Velasco; en ese momento histórico los grandes fundos solo representaban menos del 10%.

Es en el año 1990 que Alberto Fujimori llega al poder profundizando el ataque a la reforma agraria de Velasco, este ataque empezaría con el golpista Morales Bermúdez y tendría su punto de inflexión con la promulgación de la constitución de 1993.

Y ¿por qué este año?, lo que sucede es que hasta el año 1993 se mantenía un límite a la propiedad individual de la tierra mediante un mecanismo constitucional que permitía un máximo de 450 ha; en esta nueva constitución se terminaría con todo límite de la propiedad individual y se abrirían las puertas a la creación de nuevos latifundios.1

Ya con las garantías constitucionales, grandes empresarios empezarían a comprar gigantescas extensiones de terreno al estado y a la vez a adueñarse mediante artimañas legales de amplias extensiones de territorio comunal. El estado jugaría su rol como aliado de la oligarquía garantizándoles el favoritismo en la adjudicación de territorios en grandes proyectos de irrigación como son: Chavimochic y Olmos, además garantizaría una ley de recursos hídricas con muchos beneficios y vacíos legales para que no les hiciera falta el agua.

Es así como en la segunda década del siglo XXI los empresarios de poseer menos del 10% de tierra bajo riego a inicios de los noventa pasan a ser dueños de alrededor del 40% representado solo el 0.8% del universo de productores mientras que los pequeños agricultores que representan el 80% solo llegan a ser dueños del 16% del territorio agrícola permanentemente productivo.2

De esta manera se crean los nuevos latifundios en el país, ya con terreno agrícola y agua asegurada solo faltaba el tercer componente con más costo en la producción: la mano de obra; es por ello que en octubre del año 2000  se aprueba la ley del Régimen especial laboral para el sector agrario siendo JOSE CHLIMPER ACKERMAN** ministro de agricultura quien es actualmente exsecretario general de Fuerza Popular, parte del directorio del BCRP junto a Rafael Rey como premio a su lealtad política y a su rol principal en asegurar el saqueo de las agroexportadoras al país.

Ya con el Régimen laboral aprobado, y extendido en el año 2019, las empresas agroexportadoras y neo latifundistas aseguraron mano de obra barata, tierra regalada y toda el agua que quisieran; con lo cual la producción a precios bajísimos les traería ganancias exorbitantes, no por su gran capacidad para hacer negocios, como quisieran hacernos creer, sino por el usufructo de los bienes del estado y la explotación a millones de trabajadores del sector agrario; panorama parecido a los tiempos de los grandes hacendados.

El abandono del estado a la pequeña agricultura y agricultura familiar, que asegura el abastecimiento alimenticio del país, ha generado que nuestros agricultores pasen de ser propietarios a ser jornaleros explotados en los grandes fundos de uva, pimiento, esparrago, palta, etc. de la costa; todos los días salen de madrugada de los pueblos alrededor de los Neo latifundios miles de buses repletos de campesinos empobrecidos que tienen que elegir entre la explotación laboral o la quiebra económica impuesta por las políticas estatales; para ellos no hay grandes proyectos de irrigación, ni expansión de la frontera agrícola.

Las agroexportadoras, junto con la minería y el sector bancario son miembros de la triada que no han parado durante la crisis sanitaria, son también quienes gritan más fuerte a través de la CONFIEP para reclamar mayores beneficios económicos e incentivos, porque según ellos la crisis los ha afectado inconmensurablemente, llega a tal punto su angurria que apenas un día después de anunciada en vigencia las suspensión perfecta empezaron a despedir en masa a miles de trabajadores.

Esta situación en la que un solo grupo económico como Gloria posee más de 90 mil hectáreas con agua asegurada mientras millones de campesinos deben batallar por mantener sus parcelas de 01 hectárea sin casi recurso hídrico debe de terminar; mientras la oligarquía se disputa hasta los huesos del estado y la izquierda caviar e institucional sale aplaudir en sus balcones las políticas nefastas de Vizcarra; miles de trabajadores agrarios serán infectados debajo de una plantación de uva, de palta o en un bus abarrotado mientras se trasladan de madrugada; a ellos pocos les importa porque este escenario no forma parte de su realidad; es momento de un cambio radical desde los sectores populares, es tiempo de retomar el ejemplo de Velasco, hoy más que nunca es necesaria la SEGUNDA REFORMA AGRARIA, para acabar con la explotación y asegurar la independencia alimenticia y productiva de nuestra patria.

——————————————————————————

  1. La reforma agraria de Velasco fijo el máximo en 150 ha. bajo riego y 250 ha. en secano; esto fue modificado por el primer gobierno de Alan García que en el año 1988 permitió la tenencia de hasta 450 ha.
  2. Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática-IV Censo Nacional Agropecuario 2012.

*Chino: Jerga piurana que define al varón originario joven, haciendo referencia a los ojos semi rasgados característicos de esta raza.

**JOSE CHLIMPER ACKERMAN es actualmente miembro del directorio del Banco Central de Reserva, institución que ha financiado a las AFPs con dinero del estado a través de bonos soberanos para el pago del 25% de sus aportantes: fue además miembro del directorio de Graña Y Montero y en la actualidad es CEO de la Sociedad Agrícola DROKASA quien es dueña de grandes extensiones de terreno agrícola en Lima e Ica, alrededor de 5000 ha. Cultivadas.

This Post Has One Comment

  1. Cómp revertirías la situación de la agrocultura. Ya preparaste las leyes debidas?

Agregue un comentario a J.A. Cancelar respuesta

Close Menu