EL NUEVO IMPERATIVO RADICAL DE LA CIENCIA

EL NUEVO IMPERATIVO RADICAL DE LA CIENCIA

POR: ANTONIO ZAMBRANO

Vivimos en un contexto de múltiples crisis. El paro agrario nos expone la crisis alimentaria desde su sector productivo, la militarización del corredor minero nos expone la crisis extractivista en confrontación con los territorios de nuestros pueblos, la devastación de Madre de Dios y degradación masiva de nuestra cuenca amazónica nos muestra la crisis de los sectores ilegales y como finalmente alimentan la economía depredadora en nuestro territorio.   

Ante esto en el globo las cosas no están tan distintas, aunque sí podemos decir que la conmoción y movilización es muchísimo más evidente en otros rincones. En los últimos meses la gente se empieza a organizar desde la niñez en los colegios y diversas organizaciones empiezan a construir agendas mucho más confrontacionales con el Estado, un ejemplo paradigmático en plena expansión ahora mismo es el caso de Extinction Rebellion y su llamado a la insurgencia contra las políticas ecocidas.

Sin embargo a diferencia de cualquier otro contexto precedente, el nuestro tiene como característica bastante peculiar que es el consenso científico mundial el que esta iniciando un masivo llamado a la acción por el clima. A que la gente empiece a tomar medidas de cambio “drástico, nunca antes visto” para lograr evitar que superemos el 1.5°C de elevación de la temperatura promedio del planeta, es decir, parar rapida y definitivamente las emisiones de Gases de Efecto Invernadero como el CO2.

Un informe de las Naciones Unidas advierte que alrededor de un millón de especies animales y vegetales se encuentran en peligro de extinción por la actividad humana, el más grave riesgo que ha tenido la vida en la tierra en millones de años, que además de nuestra intensa depredación es profundizada por el cambio climático.

En otro Informe que ha conmocionado al mundo científico y político viene esta vez del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático – IPCC que saliera a la luz en octubre del año pasado en donde nos demanda tomar medidas muy drásticas para dejar el petróleo, el gas y el carbón bajo tierra para frenar el calentamiento global ya que, al ritmo que vamos, en apenas 12 años no habrá marcha atrás para detener el desequilibrio atmosférico y la consiguiente pérdida masiva de ecosistemas.

La línea es muy delgada pero el consenso científico está de acuerdo en que aún hay cosas por hacer, pero es necesario hacerlo entre todos. Los próximos años son imprescindibles para cambiar el rumbo y detener a las grandes transnacionales contaminantes y al mismo tiempo forzar a los Estados a tomar medidas y a nuestras sociedades a impulsarlas en todos los rincones. Es hora de las acciones drásticas que respeten el planeta y construir radicalidades que nos permitan alcanzarlas.

1.https://www.ipbes.net/news/Media-Release-Global-Assessment

Agregue un comentario

Close Menu