EL CAUDILLO TIENE PARTIDO

EL CAUDILLO TIENE PARTIDO

POR: DIEGO NEYRA

Gregorio Santos, más conocido como Goyo ha construido en pocos meses una organización política asentada en casi todas las regiones del país. Solo tres meses de gira por el centro y sur del país han permitido que su influencia se extienda desde Cajamarca hasta el Titicaca. Contra todo intento de la dictadura mediática por desprestigiarlo, las organizaciones sociales y políticas regionales se adhieren al sueño de recuperar la patria y expulsar a los saqueadores.

Ante la grave crisis política-social que vive nuestro país, expoliado y maltratado por la descompuesta clase dominante, cuyos anhelos malsanos por restaurar una república oligárquica que nos convierta a los peruanos en simples peones y yanaconas, choca con las grandes aspiraciones de los pueblos y trabajadores de nuestra patria, dispuestos a realizar las grandes transformaciones sociales que requiere nuestro país.

Quechuas y aymaras, limeños y amazónicos, trabajadores y empresarios, campesinos y amas de casa se suman a la esperanza de desbancar a los rancios partidos políticos, cerrar el nefasto congreso y convocar a una asamblea constituyente de los pueblos del Perú que construya el nuevo pacto social que nuestro país necesita.

La representación de esta esperanza se reunió en el Congreso Naconal del MAS DEMOCRACIA, cuyos debates definieron la organización de un partido-movimiento que, aún con su diversidad de orígenes, no se ha definido como una masa amorfa seguidora de un candidato. Muy por el contrario, superando los limitados horizontes de la oligarquía local y dejando muy por detrás los rancios postulados de las izquierdas fracasadas, la organización que ha cristalizado se ha definido ideológicamente sobre tres pilares fundamentales:

En primer lugar, se ha definido como instrumento político y social de lucha contra el capitalismo, en el entendido de que las clases trabajadoras son expoliadas por el gran capital transnacional y financiero, pero que tienen una alternativa de superarlo, mediante el socialismo comunitario, un socialismo que nada tiene que ver con el pasado ni con países de otro orbe, sino que esté anclado firmemente en la tradición comunal de nuestros pueblos, en el espíritu de solidaridad que florece siempre en los grandes momentos de nuestra historia. El partido es, en esencia, entonces, un instrumento organizativo político de las clases trabajadoras del Perú para su liberación de los abusos del gran capital.

En segundo lugar, está dispuesto a enfrentarse al Estado colonial y racista. Si una expresión fue unánime entre todas las bases que se adhieren al MAS DEMOCRACIA es la disposición valiente de enfrentar a las transnacionales mineras y agroexportadoras que depredan nuestro suelo a costa de la vida de nuestros pueblos. La superación histórica llegará de la mano de un Estado plurinacional, que no solo reconozca la diversidad de naciones, comunidades, lenguas y pueblos que habitan nuestro país, sino que todas ellas sean parte activa del poder estatal. Solo así superaremos las consecuencias de la alienación y el entreguismo de la oligarquía fracasada. En ese sentido, el MAS DEMOCRACIA no solo es un partido político, es también un movimiento de todos los pueblos del Perú para la realización de su esperanza.

En tercer lugar, el MAS DEMOCRACIA reconoce que tanto el capitalismo y el colonialismo se sustentan y se nutren del trabajo no reconocido de las mujeres del país, de la violencia económica, moral y social que a diario sufren millones de hermanas y compañeras y que garantiza el crecimiento exorbitante de las ganancias de las grandes empresas capitalistas y de los saqueadores de siempre. Sin el trabajo diario de las mujeres productoras de nuestra patria, la economía se caería a pedazos. No es la inversión de los saqueadores lo que genera el crecimiento, es el trabajo de millones de mujeres y hombres que día a día se ven obligados a entregar plusvalía al gran capital. Pero más oculto y grosero aún es que quienes sostienen y cuidan de la vida, educación, reproducción y descanso de los trabajadores son las heroicas amas de casa de la patria. Quienes cuidan la tierra y el agua son también nuestras hermanas. También son las proletarias que buscan un espacio en las avenidas de la ciudad para garantizar el pan de su hogar y que luchan por no ser expulsadas. Ellas se han ganado desde hace siglos el derecho a cogobernar la patria y el mundo. El MAS DEMOCRACIA, opone, entonces, al patriarcado, la propuesta de una sociedad de iguales, de mujeres y hombres libres de toda forma de explotación, dominación y violencia.

Silenciosamente, organizadamente, colectivamente, se va tejiendo el camino de la victoria. Para cuando los saqueadores se hayan dado cuenta, ésta ya será inevitable.

This Post Has One Comment

  1. Si no logran unirse, con un programa común, los movimientos o partidos progresistas no le podrán ganar a los partidos de la derecha con los medios de comunicación a su favor y con el aporte de ONGs extranjeras.

Agregue un comentario

Close Menu