¡CUIDADO! CHOLLYWOOD AL PARLAMENTO
Fuente: Perú 21

¡CUIDADO! CHOLLYWOOD AL PARLAMENTO

POR: ENYEL ASENCIO

A diferencia de 1992, hoy en día la mayoría de jóvenes peruanos involucrados en la actual coyuntura que vive nuestro país desde el pasado #30S, día donde el todavía presidente del Perú, Martín Alberto Vizcarra Contreras disuelve el Congreso catalogado como el más corrupto de la historia, estamos –por suerte– frente a una etapa en la que se puede empezar un proceso de transición en la política peruana; pero no se equivoquen, que aún la derecha bruta y achorada – DBA, no se ha rendido y sabe que si de elecciones y repartición de víveres alguien sabe, son ellos y es ahí donde la lucha política y electoral entra en disputa.

ALGO DE HISTORIA

Al escuchar a la señora Luz Salgado – Fujimontesinita , Mauricio Mulder – Aprista, Víctor Belaunde – Acciopopulista, etc… que este 30 de setiembre del 2019 es el golpe del 05 de abril de 1992 por parte de los izquierdistas, haciendo un parangón con el golpe del dictador Fujimori, causa hasta gracia; recordemos que el Sr. – hoy condenado por corrupción, y delitos de lesa humanidad – Alberto FUJIMORI, tomó los poderes del Estado por asalto, coludiéndose con la totalidad del comando conjunto de las Fuerzas Armadas, quienes a inicio del año 2000 se vieron recibiendo, en la salita del Servicio de Inteligencia Nacional – SIN, varios fajos de montañas de dólares por manos de su asesor principal, Vladimiro Montesinos, en los históricos vladivideos. Y eso es solo la gran diferencia, pero también debemos anteponer que el golpe enmarrocó y encerró en sus casas a líderes políticos y sociales, quienes en su mayoría tuvieron que ponerse a gran recaudo. Esta es la gran diferencia, ex congresistas y seguidores de la mafia AproFujimorista, pero también no podemos ocultar que el Sr. Vizcarra no es santo de nuestra devoción; no obstante, ello lo precisaremos en otros artículos que nos corresponda escribir.

LO QUE SE NOS VIENE

Ante la incertidumbre en la que el pueblo peruano se encuentra, solo nos queda reconocer que la actual crisis política se terminará de cerrar, no con la toma del poder en su totalidad por Vizcarra, sino por encontrar la aceptación y preparación de la población para la apertura del momento constituyente –no reformista como algunos líderes sociales y políticos la expresan en señal abierta– no solo podemos apegarnos a reformismos prácticos y cálculos electorales por nuestros “camaradas o compañeros”, sino debemos entrar a un debate más profundo sobre cuál es nuestra visión de país. Porque lo que se nos viene es aún una disputa de poder entre la comisión permanente AproFujimorista, y los coqueteos de sectores caviares y Vizcarra, disputas que aún no encontrarán solución, y repercutirá –sin duda alguna– en la volatilidad de la moneda patria, asimismo se experimentará un decrecimiento en la inversión privada; algo que para ser exactos no venía nada bien desde inicios de este gobierno encabezado por PPK. No obstante los pésimos índices económicos actuales, conocemos de sobra que se enraizará en un permanente blindaje por medio del sistema en el cual vivimos, para no dejar desaparecer a las instituciones que engendró el chino Fujimori, y los demás gobiernos que ayudaron a sostenerlo.

CHOLLIWOOD COMO TÁCTICA ELECTORAL

Como sabemos, uno de los poderes fácticos en nuestro país y en todo el mundo, son los medios de comunicación, y a estos debemos derrotar en las próximas elecciones –tanto las del 2020 y las del 2021–; por un lado, tenemos aquellas grandes concentraciones de poderes mediáticos como El Comercio –y su línea editorial completa– y La República, como los que controlan más del 85% de todo lo que se lee y se ve en el país. Estas líneas de prensa, han empezado en conjunto con los partidos de derecha –desde ya hace casi un año– una campaña total de presentación de candidatos de la farándula peruana al Congreso y a la presidencia, ícono principal de este actuar circense lo constituye la señora Susi Díaz, quien es acompañada de titulares tan direccionados que invitan a cualquier lector a votar por estos personajes de la TV basura, la ex vedette no es el único personaje que ha presentado en sus listas los partidos tradicionales de derecha como último recurso para ganar el voto, sino que también el fujimorismo empezó a promocionar antiguas viejas guardias de la época de la dictadura noventera, como la señora Martha Chávez, Luisa María Cuculiza y Alejandro Aguinaga, que no sorprenderían nuevamente con su terruqueo sin razón.

El gran problema aquí es la falta de responsabilidad política de algunos partidos por el único fin de no perder el poco poder que aún les queda en el legislativo, llevándolos a calcular su lista parlamentaria con personajes mediatizados en el círculo televisivo de la farándula peruana. Esto se reafirma con declaraciones de el zorro supe, la Chola Chabuca, la tigresa del oriente, Laura Bozzo, Chibolin, los guerreritos, los cómicos, las vedettes, entre otros, en querer incursionar en política, porque ciertos sectores políticos les han invitado a ser parte de estas agrupaciones. La farándula y la política si en algo tienen similitud es que ambas necesitan el reconocimiento público para seguir con vida, sin ella pasan al olvido, pero la orquestada farsa por parte de los partidos tradicionales es ocasionar nuevamente en el parlamento un circo, dejando de lado el verdadero debate que necesita el país, debates necesarios como el cambio de Constitución y del modelo económico.

Cercados nuevamente en un proceso electoral pos disolución del Congreso, nos encontramos nuevamente en el juego de la DBA, la Confiep y su aliado Vizcarra que han anticipado las elecciones parlamentarias y presentado una serie de reformas para evitar que se siga debatiendo de manera seria propuestas como la ley de minería, ley de privatización de Sedapal, ley de aumento de sueldos a autoridades, ley de competitividad, etc., siendo nuevamente la muñeca política del show mediático el único as bajo la manga de la oligarquía para confundir o evitar el debate de los mismos.

El proceso electoral del 26 de enero abre un nuevo camino eleccionario al pueblo, no para debatir posiciones de izquierda y derecha, ni de tratar revanchismos de ningún partido, sino para recuperar la soberanía popular y la justicia social, desligándonos de las viejas formas de hacer política y llevando a la gente común a las entidades estatales de representación, ya sean parlamentarias o ejecutivas, esto solo debe abrirnos al debate sincero de recuperar un discurso trasversal que deje atrás las etiquetas, porque se debe asumir la unidad del pueblo como el objetivo más ambicioso, radical y trasformador, que la propia unidad de las supuestas izquierdas. Es el único camino de evitar que los faranduleros de Cholliwood se adueñen de las esperanzas del pueblo con métodos populistas de viveretismo y tapers al por mayor, financiados por el gran capital y los partidos de centro y derecha. Hemos abierto camino, y en el momento constituyente en el que nos encontramos, es oportuno, además de necesario representar un horizonte alternativo de país y construir pueblo

Agregue un comentario

Close Menu