EL CONTRATAQUE DE LA OLIGARQUÍA EN CAJAMARCA

EL CONTRATAQUE DE LA OLIGARQUÍA EN CAJAMARCA

Por: Enyel Asencio

Las últimas elecciones regionales y municipales en nuestro país se desarrollaron con un descontento general en toda la población, elecciones que llevaron al ciudadano de a pie a votar más por obligación que por civismo, luego de ellas y con el permanente descubrimiento de los vínculos de la Oligarquía con actos de corrupción en todas las instituciones del Estado, ésta ha conseguido a sus mejores operadores para contratacar a los sectores sociales y ex gobiernos de izquierda en nuestro país.

Centrándose en la actual coyuntura cajamarquina, la oligarquía –directamente relacionada con la minera y la CONFIEP– y su séquito, ha empezado una nueva táctica de agresión a los sectores de izquierda para este periodo de gobierno regional y municipal, con el único fin de que la izquierda no vuelva a ganar el poder estatal en la región.

Por el momento han conseguido consensuar su discurso de atraso y corrupción en el gobierno regional, con los sectores más desteñidos de la izquierda oenegera y jurásica en la región Cajamarca, que como buenos discípulos y seguidores de la derecha pro-mina, han empezado a sumarse al contrataque sin cuartel, olvidándose que la izquierda al lapidarse, también catapulta a los sectores sociales a quien ésta representa o dice defender.

La estrategia de contrataque de la oligarquía es la actualmente usada por los medios de comunicación capitalinos para descalificar los logros y avances de los gobiernos de izquierda en Ecuador, Bolivia, Brasil, Venezuela, etc., con el único fin de consensuar el desvirtuado argumento que cualquier gobierno de izquierda resulta ser más corrupto e ineficiente que cualquiera de derecha, y que solo queda como único camino el yugo neoliberal.

En Cajamarca han conseguido operadores desde el mismo gobierno regional, como el actual gobernador, comunicadores, prensa escrita y un sin fin de medios en redes sociales –en su mayoría cuentas falsas y trolls– para difundir informaciones que dejen mal parado a cualquier dirigente, gremio, federación o entidad gubernamental donde su dirección haya sido de izquierda, en este contrataque ya no importa lo real o ir a los extremos de lo absurdo, el único objetivo es crear una tendencia de mal información que imposibilite un regreso de la clase explotada a los sillones municipales o al gobierno regional. Pero esta táctica no solo tiene un alcance al MAS-Cajamarca como institución, sino también una cacería de brujas a todos sus cuadros políticos y técnicos que han tenido un espacio en las actuales gestiones salientes.

Hoy la derecha temerosa de que en el 2022 la izquierda vuelva a articularse, ha empezado la ejecución de este contrataque de cataclismo con los sectores que le imposibilitan su coexistencia como décadas anteriores donde las entidades del Estado eran una sede más de sus oficinas que les permitían cualquier tipo de saqueo sin resistencia alguna, y es lógico empezar a coronar y enaltecer  al nuevo gobernador, ya que les asegura un feliz retorno a negociar cada uno de los mega proyectos paralizados en los dos periodos del gobierno popular del MAS.

El Contrataque ha iniciado en todos los espacios, desde los medios comprados por la minería, al igual que en los medios oficiales de la actual gestión regional y la cámara de comercio; los ocho años que gobernaron sectores ronderos y campesinos no quedarán impunes y este es el momento de desmantelar, desactivar y desaparecer toda iniciativa de proyectos que tengan que ver con un Modelo de Desarrollo alternativo al extractivismo –como fue el gran proyecto ganadero que hoy ha sido suspendido por la actual gestión–. Arrecian las ambiciones de los grupos empresariales mineros en la región.

La batalla por Cajamarca aún está latente, y con el regreso de los aliados de la oligarquía minera a varios gobiernos municipales y al gobierno regional, se reconfigura un periodo por parte del bloque dominante de retomar e imponer su dominación por la dirección o hegemonía de la región, pero claro está, que su contrataque tendrá a un pueblo de pie que se propone disputar el control territorial, ideológico y simbólico de la comunidad regional como se venía dando en los últimos ocho años…

Agregue un comentario

Close Menu