¡APRENDO EN CASA, RETOS PARA EL MAESTRO!

¡APRENDO EN CASA, RETOS PARA EL MAESTRO!

POR : SEGUNDO MATTA

Ha culminado la semana 09 del programa “Aprendo en Casa”. Aproximadamente el 20% de niños, niñas y adolescentes no tienen acceso a este derecho universal – educación-. Los problemas identificados son: limitada cobertura de medios de comunicación (internet, teléfono, tv y radio), falta de capacitación magisterial y burocracia.

1. Limitada cobertura de medios de comunicación. En éstos momentos de crisis los canales de comunicación diversos se convierten en la primera alternativa para transmitir contenidos educativos. Cada medio tiene su particularidad. La radio es el canal de mayor cobertura, sin embargo, al emitir audio, sólo participa un sentido – el oído-. De acuerdo a investigaciones el nivel de recordación de mensajes sonoros es mínima (15%). La televisión y el internet es mucho más completo pero choca con la falta de cobertura eléctrica en lugares alejados de la zona rural: el 20% de hogares campesinos no tienen acceso a éste servicio, mientras que, en la zona urbana es de 1% (MINEM). En Cajamarca, se avanzó considerablemente en los últimos 10 años (de 59% en el 2009 paso a 92% en el 2018). Hay varios proyectos en el Ministerio de Energía y Minas y en el Gobierno Regional de Cajamarca que están paralizados. Al no haber energía para cargar equipos las limitaciones de acceso a la educación no presencial son considerables. Además, el nivel de cobertura a internet y telefonía tiene una brecha amplia.

2. Falta de capacitación magisterial en TICs. En el Perú existen 548 mil 621 docentes en el sistema educativo nacional (INEI). Aun no hay data exacta sobre el porcentaje de docentes capacitados en Tecnologías Educativas. La realidad es que un alto porcentaje tienen limitaciones de acceso a éste servicio. En esas condiciones los maestros enfrentan el trabajo educativo remoto. Los más perjudicados son los estudiantes. Capacitación masiva a docentes es una tarea impostergable por parte del estado.

3. Burocracia en la presentación de documentos. El Ministerio de Educación se ha convertido en la institución más burocrática de los últimos tiempos. El docente tiene que presentar permanentemente informes antes que atender las necesidades de retroalimentación de los estudiantes. Toda es una cadena: el MINEDU exige a las DREs, éstas a las UGELs, de allí a los directores, luego a los profesores y los profesores a los estudiantes. Hay una carga innecesaria que trastoca el lado creativo y emocional de los actores principales de la educación. La carga docente se ha incrementado.

La Educación a Distancia no es nueva. Tiene una historia de varias décadas (años 40 a 50). Esta propuesta favorece el aprendizaje autónomo de los estudiantes, se ajusta al ritmo de ellos y se utiliza varios medios para aprender. Sin embargo, las limitaciones descritas choca con la buena voluntad del Estado y de los profesores.

En medio de ésta realidad el docente asume el reto: repensar en su trabajo. Tiene que crear medios de comunicación, utilizar las habilidades múltiples de los estudiantes, generar vínculos a través de la empatía – más allá de lo académico-, retroalimentar oportunamente, personalizar la educación.

Investigadores del Ministerio de Educación como Idel Vexler, León Trahtemberg y Luis Bretel, afirman que en momentos de crisis como la actual los maestros requieren de mayor acompañamiento docente. Los líderes educativos necesitan utilizar las múltiples herramientas y plataformas que permitan una comunicación e interacción más asertiva con estudiantes y padres de familia. El director requiere de acompañamiento para fortalecer el nivel organizativo de la comunidad educativa. La educación no presencial tiene que generar atención y aceptación en los estudiantes.

Los retos son mayores. Quienes tenemos acceso a las tecnologías debemos ofrecer una variedad de oportunidades: “si hace hasta algunos meses impedíamos a los niños e hijos utilizarlos, ahora es una necesidad indispensable”. Orientemos el buen uso de las redes sociales (Facebook, YouTube, Twitter, Instagram, wasap, plataformas, buscadores, etc.). El fin de una educación virtual es la interacción maestro-estudiantes, estudiantes-estudiantes, maestro-padres de familia, padres de familia-hijos. Empero, los que tenemos limitaciones de acceso a las tecnologías pongamos de manifiesto nuestra creatividad para evitar que los hijos del pueblo se queden sin educación.

La pandemia desafía la existencia de la humanidad.  No es tarde para generar conocimientos (investigación). Las limitaciones son pruebas que históricamente el hombre ha podido superarlas.

Agregue un comentario

Close Menu