156 CASOS ¿TE PARECE NORMAL?
LIM08. LIMA (PERÚ), 12/08/2017.- Simpatizantes de diversos colectivos sociales y de derechos de la mujer participan en la denominada marcha "Ni una menos" para protestar contra la violencia de género que se vive en el país hoy, sábado 12 de agosto del 2017, en el centro histórico de Lima (Perú). EFE/Ernesto Arias

156 CASOS ¿TE PARECE NORMAL?

156 CASOS ¿TE PARECE NORMAL?

Empieza otro año y siempre creemos que es una nueva etapa, un nuevo momento para remediar todo lo malo que pasamos. Sin embargo, no se debe dejar de lado algunos hechos, el 2018 el Perú ha registrado el índice más alto de feminicidos, 149 mujeres fueron asesinadas durante todo ese año y la cifra no ha dejado de crecer porque se ha elevado en el mes de enero a los 156 casos.

Compañeras, mujeres, hermanas, primas, amigas, madres e incluso hijas; todas ellas yacen ahora por culpa de esta sociedad machista en la que vivimos víctimas de la ignorancia. Incluso muertas siguen siendo juzgadas, señalándolas como culpables o incitadoras de ese desenfreno de conducta errónea cometida hacia ellas.¿Acaso no basta con callarlas para siempre, como para que nos sigan culpando?

Sin ir muy lejos, a la normalización de la conducta machista y falocentrista, muy aparte de los feminicidios, este año muchas mujeres alzaron su voz y decidieron no callar ante los acosos y abusos sexuales de las que fueron víctimas. Uno de los casos más conocidos es el cometido por el congresista de labancada fujimorista Moisés Mamani, de quien se sabe se la pasó en su fiesta de año nuevo mofándose de lo que es acusado, como si las víctimas no sintieran ya demasiada culpa simplemente por ser víctimas; ahora también deben soportar la burla hacia ellas.

Cabe resaltar que el abogado de estecongresista, Eduardo Piaggio, también fue acusado en una transmisión en vivo en un canal nacional de tocamientos indebidos por su propia sobrina, cuando aún era menor de edad, a lo que élrespondió que “no va a vivir eternamente resentida”, normalizando una vez más esta conducta machista y perversa.

Estos casos deberían invitarnos a reflexionar un poco sobre cuántos casos no son públicos o denunciados, o decuántas veces hemos escuchado a una amiga, una hermana, una prima e incluso nuestra madre que alguna vez fue tocada sin su consentimiento, calladas por la vergüenza, por la culpa, cuando los verdaderos culpables viven tranquilamente acechando a otras víctimas. ¿Les parece normal eso? ¿Hasta cuándo seguiremos con esto o es que nunca parará?

Hemos venido ganando derechos a través de los años;sin embargo,aún nos falta que nos respeten por ser mujeres, por el simple hecho de tener vida, sin importar cómo vistamos, cómo pensemos o cómo decidamos vivir. Deberíamos poder caminar tranquilamente, sin ser hostigadas, acosadas, violadas y, sobre todo, poder seguir viviendo y poder retornar a casa sanas y salvas.

Agregue un comentario

Close Menu